La Grandeza de los Pequeños II

[continuación de La Grandeza de los Pequeños]

Por Pablo ABJones,
Abajo copio una oración de Theda Krieger, que dejó el mundo físico hace poco, y que cambió muchos mundos. Incluso, sigue cambiando el mío.

Personas como Theda me hacen acordar que la grandeza hoy, no se mide por lo que se tiene, ni por la popularidad ni por la gloria, ni por la intelectualidad, ni por lo conseguido ni por lo perdido, ni por lo que nos vende la sociedad en su mayoría.

La grandeza hoy, se encuentra en gente simple, directa, integra. Esas personas con sed de justicia, y de saber y de interesarse en el prójimo en forma genuina.

Esa grandeza que nace en las personas que entienden que dar está mejor que recibir. Esas personas compasivas, responsables, respetuosas. Y que entienden que el perdón funciona en forma mágica sin dejar rastro del pasado.

La grandeza se halla en el modo en el las personas tratan a los que tienen o son, menos que ésta. La podés encontrar en esas personas en los mejores y en los peores momentos, pero mayormente en los momentos cotidianos.

La grandeza la observo en esas personas que se saben, pequeñas.

Vivan esas Grandes Personas.

La oración:

‘La Oración del Maestro’ de Theda Krieger

Padre, no te pido grandezas,

Ni tampoco riquezas.

Se enredan mis pasos y tropiezan mis pies.

Ni te pido gloria, ni fama, ni honores,

Pues causan desvelos y luchas y celos y apartan de ti.

Te pido una cosa, una sola, Señor;

Pero es muy preciosa y es deseo que arde,

Es ansia que quema,

Es daga que llevo clavada muy honda en el corazón;

Es flor y es espina que desgarra mi entraña con roja pasión.

Te pido, Padre,

Que al final de mi larga jornada,

Si tú me la das, después de leguas y leguas

De cansado esmero, de luchas, desvelos, oración y anhelos,

Cuando en tu presencia adore a tus pies.

Te pido, Padre, una hueste de niños,

Millares, si, miles de ellos

Jugando y corriendo por las calles de oro,

Poblando de risas el mar de cristal.

Te pido que escuches sus hosannas y loas

Cantando tus glorias y las del Cordero inmortal.

No, Padre; no te pido ni oro, ni fama, ni gloria.

Te pido un pequeño que arrodillado a mi lado,

Murmurando muy quedo te diga en secreto:

“Padre, te adoro también”

Amor

“Si aceptamos que una madre puede matar incluso a su propio hijo, como le podemos decir a las personas que no se maten unas a otras? … toda Nación que acepta el aborto, no está enseñando a sus habitantes a amar, sino a usar la violencia para conseguir lo que quieren”.

“Denme ese niño a mi. Yo lo quiero. Yo lo voy a cuidar. Estoy dispuesta a aceptar cuanto niño vaya a ser abortado, y dárselo a un matrimonio que lo ame y sea amado por él” …. situando a + de 3 mil chicos hogares en Calcuta… Teresa de Calcuta … interesante para pensar.

Solo una cita, para reflexión 🙂

[de Divine Grace, … Yancey Rules!]

Lo Bueno y Lo Mejor en mi Vida

Empezado en 2000 y pico (y actualizandose!)

Para Acompañar:

26 feb 11.21 (con actualizaciones)

La verdad que conocí lo que es tener buena familia.

Lo malo de no estar con ellos.

Lo bueno de tener amigos y hacer cosas con ellos , y lo malo de no tenerlos.

Lo bueno de hacer cosas, y lo malo de no hacer nada.

Lo bueno de tener voluntad para hacer esas cosas, y lo malo de no tener esas ganas.

Lo bueno de ayudar, dar una mano, y lo malo de quedarse quieto.

Lo que es tener plata, y lo que es tener falta de plata.

Lo bueno de encontrar el amor.

Lo malo de despedir a personas que amas.

Lo bueno de mirar para adelante. Y lo, a veces, no tan bueno de vivir atado al pasado.

Lo bueno de hacer deportes, y lo no tan bueno de no hacer deportes.

Lo bueno de sentirme alegre , y lo malo de estar triste.

Lo bueno de conseguir logros, y lo frustrante de no conseguir algunas cosas.

Lo bueno de confiar en algunas personas plenamente, y lo malo de tenerle miedo a confiar en otras.

Lo bueno de tener buena educación o tener problemas con ella.

Lo bueno de tener planes y súper proyectos y lo no tan bueno de, tener la mente en blanco.

Lo bueno de moverse y lo malo que es quedarse quieto.

Lo bueno de viajar, y lo no tan bueno de no viajar.

Lo bueno de sacarse un 10, o el bajón de tener que soportar un 2.

Lo bueno de tener chiches o lo no tan bueno de no tener cosas materiales.

Lo bueno de tener la sensación de pleno control sobre las cosas, y la impotencia de que se ‘te vayan las cosas de la mano’.

Lo bueno de las cosas importantes y no importantes de la vida.

Lo bueno de vivir en esta etapa de la historia tan frenética.

Lo bueno de volar, de navegar y de correr.

Lo malo de lesionarse y operarse.

Lo bueno de tener buenos resultados laborales, o buenos emprendimientos.

Lo malo de fracasar.

Lo bueno de relacionarse con otros.

Lo desesperante de sentir soledad.

Lo bueno de estar acompañado por personas hermosas .

Pero lo pongo todo sobre la balanza… y nada de eso es lo MAS importante en mi vida.

Lo más importante de la vida de este simple joven entusiasta, inquieto y curioso fue encontrar (y ser encontrado), descubrir y disfrutar de algo eterno, místico, que no existe sino que ES, que está en todas –aunque me olvide que está-.

Que me dá libertad, creador del Amor y de la misma Libertad

Misterioso, tan complejo que me da rabia y me asombra.

Tan grande que podría darse a conocer a todos pero que nos deja a nosotros el trabajo de compartirlo (y nosotros a veces nos olvidamos), tan majestuoso y perfecto que a veces desconfío.

Tan poderoso que derrite ese mito de la autosuficiencia y mi orgullo.

Tan fiel e intachable que me dá vergüenza.

En fin, lo MÁS importante para mí: ese Dios que llegó por medio de las personas más importantes que me regaló la vida.

Ese Dios que espera que lo busques. Causante principal de gozo (esa ‘alegría’ sin aparente motivo lógico).

Ese Dios que dá todo lo que la sociedad promete, pero que no puede. Ese Dios que te espera con las manos abiertas. Ese Dios que mandó a Jesús por mi y por vos, sin merecerlo. Ese Dios cuya evidencia de que es Real, es multiforme. Ese Dios Real, y Relevante.

Ese Dios que me regala una relación con El. Ese Dios que es agua en el desierto. Ese Dios que es esperanza.

A los 92* voy a escribir lo mismo

Por Pablo Andrés

*fecha estimada de mi partida (autoestimada).

Reacción! (QUEJA)

“38 personas que vieron un asesinato y no llamaron a la policía”, fue el título del NY Times allá por marzo de 1964 del siglo pasado, después de que Kitty Genovese (de ahí el síndrome Genovese o “efecto espectador”) fuese asesinada en Queens.

Lo raro no fue ni la crueldad, ni la injusticia del hecho sino la reacción …o “la falta de”…

Genovese llegaba de madrugada a la casa, cuando se le acercó una persona que la apuñalo 2 veces en la espalda; después de unos gritos, un vecino escucho algo (en pleno Queens) y gritó para que se alejará el atacante. Pero ahí quedo. Si bien, después de algunas investigaciones, se concluiría que alrededor de 40 personas pudieron ser testigos del hecho no llamaron a la policía ni avisaron, ni brindaron ayuda. Mientras tanto, Genovese seguía ahí tirada tratando de levantarse. Nadie aviso, y 10 minutos después de que se fugara, el atacante volvió. La siguió atacando cerca de 30 minutos más, física y sexualmente. Murió camino al hospital, después de que uno de los tantos testigos avisara tarde a la policía.

A mí me pareció curioso leer sobre esto, y rápido me puse a hacer paralelismos, un tanto menos lejanos, con las situaciones que nos pasan a nosotros.

Vivimos en ciudad (y metrópolis!), compartiendo el lugar físico con miles y/o millones de personas; nos cruzamos, por ahí algunas miradas/miraditas (con mucha suerte sonrisas), y seguimos. Seguimos con el objetivo de cumplir NUESTROS objetivos o planes; corriendo para aca, corriendo para allá, corriendo para llegar; corriendo para alcanzar al tiempo. Me encanta ir a pueblos y ver que todos se saludan, que por ahí te cansas de saludar (cansancio lindo) a todos!… mientras tanto en las ciudades somos una persona más, y se termina como desgastando la sensibilidad (por ponerle un nombre).

Me da miedo el hecho de pensar que esto se convierta en un problema (y seguro que soy parte de uno de esos testigos como en el caso Genovese). Me da miedo que exista una juventud -me refiero a la juventud porque generalmente es la que tiene la “fuerza” para producir los cambios y revoluciones- que tiene este problema. Y como dijo alguna vez Abraham Yehoshua Heschel:

“el problema de nuestra juventud no es la juventud”, sino el conjunto de valores y la insensibilidad, la apatía con lo que nos rodea.

No pretendo que la “sensibilidad” como actitud se enseñe, pero es curioso pensar y ver que solo pueda ser aprendido desde la familia como institución (ya sea formal=familia natural, o informal=amigos como familia, familia adoptiva, iglesia como familia, etc).

No pretendo que se “enseñe” la instrumentalización de los valores (la práctica), pero si lo último; los valores (por lo menos la teoría). Y tampoco pretendo que se enseñe desde instituciones como Universidades, colegios, etc (por poner un ejemplo); me encantaría poder ver reales maestros. Y hago ilusión al término informal de “maestro”; esas personas que sin necesidad del título de “maestro” lo son, esos padres que dirigen.

Qué bueno sería formar parte de una generación en un futuro próximo que pueda ser buen padre, buena madre, o buen maestro de personas, para transmitirle lo que aprendimos, y para darles algo distinto y positivo, y que le teman a la apatía!

Hoy, un mundo con mucha teoría, con mucha sabiduría, pero con falta de reacción para con los otros. Y me refiero a la reacción que puede cambiar mundos, simple.


Cuantas personas gritan por ayuda?

Cuantas gritan por necesidades?

Cuantos auriculares tenemos puestos para no escuchar esto cuando caminamos por ahi?

Se podrá enseñar sobre sensibilidad, o por lo menos sobre la insensibilidad y apatía?

Espero que sí. 😀

by p

(reflexión media desprolija/desordenada)

Yo no entender

No entiendo.

El universo es infinito.

Millones de galaxias.

Espacios vacios.

Millones de estrellas

Millones de planetas

La tierra forma parte de 1/10 de lo que es el sistema solar, y a su vez mi ciudad forma parte de una millonésima parte de lo que es el Mundo.

Pero a pesar de esta enormidad del universo, Dios me creó, me buscó, me planeó, y encima quiere una relación personal conmigo.

Un relación sin condiciones.

Una relación sin fundamento “lógico”

El Creador de todo se fija en mi, me elige, me establece objetivos y me traza un camino.

WoW

By P

Autores

“Cuando leas un libro dirígete al autor para captar su significado”

John Bushin

BY P:

La metamorfosis – Me gustó el libro, pero F. Kafka se nos fué en 1924…

No lo lei, pero si me hubiese interesado leer alguno de Harry Potter debería haberme dirigido a J. K. Rowling… con lo “ocupada” que está y con la plata que tiene no me va a dar bolilla…

El Martin Fierro – Espectacular, pero tambien… José Hernandez partió 100 años antes de que naciera…

Sé que “dirigirse” significa “dirigirse” de modo simbólico (leer las bios, sus historias, etc etc) pero si leo de alguien que nunca nació ni nunca va a morir e intento dirigirme fisica, atomica, espiritual o incluso simbolicamente?

De alguien que no conoce el “tiempo”?

De alguien que sea accesible y esté esperando que vaya al encuentro?

Se… elijo la Holy Bible aunque cueste

El comienzo… según las hormigas?

By P:

Acá nace un espacio de reflexión, o por lo menos de exteriorización de cosas que pasaron alguna vez – pasan- por mi cabeza y por ahí en la tuya. Es eso nomas; un espacio para pensar mas y quemarnos un poco las neuronas para retener lo bueno.

“Acá nace” me da el pie para empezar con las preguntas!

Pitágoras de Samos dijo alguna que vez que “El principio es la mitad del todo”. No se que quiso decir con eso, pero muchas veces quiere entender esa mitad.

Nacimiento implica un comienzo. Casi todo tiene un comienzo no? (naci y comence a vivir, empece a estudiar, comence a caminar un día, comencé _________, comencé _________, etc).

Quiero entender y comprender como empezó todo, como naci yo, y como nació y empezó el humano. Entender y comprender porque estamos donde estamos, y el para qué.

Creo en los negros, blancos y grises. Pero creo que esto es cuestión de blancos o de negros, sin matices.

Se puede tener la y creer que un ser sobrenatural lo creó todo, o se puede tener igual en que somos fruto de la casualidad o de fenómenos “paranormales”. Si Dios lo creo todo como por arte de magia, entenderlo sería como pedirle a una hormiga que me explique cómo funciona internet y como vía Bluetooth puede mandar una canción de 15 MB. Simplemente reniego de esta posibilidad, porque tal vez no alcance a entenderla. En cambio la otra es un tanto más sencilla y mas ingenua no? a decir verdad me parece más fácil. Creer que hubo un Big Bang, o una explosión que lo determinó me llevaría a deducir que somos fruto de la casualidad y a decir verdad, mucho más no me dice. Seríamos fruto de la casualidad, y no tendríamos motivo alguno en este mundo. Sin motivo alguno para vivir, porque hay cosas que socialmente causan daño como robar, matar, etc? Bue eso no lo entiendo.

Es por eso que prefiero ser como las hormigas. Tal vez las hormigas piensen que Internet y el modo en el que funciona (por ej) el Bluetooth es consecuencia de una explosión eléctrica causada por esas luces que van y vienen (léase rayos), o tal vez haya algunas hormigas que piensen que hay seres superiores llamados “humanos” que crearon eso que se llama “Internet” o “BLuetooth” (entre otras cosas).

Es por eso que prefiero ser como esas últimas hormigas con fé sin perder el sentido racional, sin entender cómo fue que Dios hizo todo (simplemente no entiendo muchas cosas). Por no entender empiezo a reflexionar. Por querer entender empiezo a quemar neuronas dejando de lado categóricamente que voy a dar por sobreentendido algo alguna vez. Por querer entender empiezo a preguntar y preguntarme estas cosas.