Carlos, Mario, y otros (taxistas), comunicadores sociales

El video que sigue, muestra de una forma tan clara y concisa, el poder de la ingeniería social, y de los lazos débiles que se convierten en los difusores más importantes, y más amplios. Malcolm Gladwell en el libro “The Tipping Point” (o “El Punto Clave” – 2000) escribió sobre Mavens, Conectores… y este video muestra como en algunas partes de Argentina (Buenos Aires como el centro más importante) el Taxista funciona como seres responsables de comunicar ideas, y transmitir ideas, con una propagación semejante a la de un virus.

A disfrutar 🙂

Anuncios

Emprender & Kayak

A veces siento que emprender (algo: una empresa, una carrera, un desafío, una familia) es ir de habitación en habitación, abriendo puertas con mayor o menor capacidad de previsión sobre lo que hay dentro de la próxima habitación.
Y a veces siento que emprender es animarse a tirarse de una cascada en kayak, en la que se activan todos los sentidos, la pasión, la adrenalina y en donde la mayor o menor capacidad de previsión trae aparejado bastante más dulce y tentador riesgo.

Tres facultades hay en el hombre: la razón que esclarece y domina; el coraje o ánimo que actúa, y los sentidos que obedecen.

Platón (427 AC-347 AC)

Amor

“Si aceptamos que una madre puede matar incluso a su propio hijo, como le podemos decir a las personas que no se maten unas a otras? … toda Nación que acepta el aborto, no está enseñando a sus habitantes a amar, sino a usar la violencia para conseguir lo que quieren”.

“Denme ese niño a mi. Yo lo quiero. Yo lo voy a cuidar. Estoy dispuesta a aceptar cuanto niño vaya a ser abortado, y dárselo a un matrimonio que lo ame y sea amado por él” …. situando a + de 3 mil chicos hogares en Calcuta… Teresa de Calcuta … interesante para pensar.

Solo una cita, para reflexión 🙂

[de Divine Grace, … Yancey Rules!]

Reacción! (QUEJA)

“38 personas que vieron un asesinato y no llamaron a la policía”, fue el título del NY Times allá por marzo de 1964 del siglo pasado, después de que Kitty Genovese (de ahí el síndrome Genovese o “efecto espectador”) fuese asesinada en Queens.

Lo raro no fue ni la crueldad, ni la injusticia del hecho sino la reacción …o “la falta de”…

Genovese llegaba de madrugada a la casa, cuando se le acercó una persona que la apuñalo 2 veces en la espalda; después de unos gritos, un vecino escucho algo (en pleno Queens) y gritó para que se alejará el atacante. Pero ahí quedo. Si bien, después de algunas investigaciones, se concluiría que alrededor de 40 personas pudieron ser testigos del hecho no llamaron a la policía ni avisaron, ni brindaron ayuda. Mientras tanto, Genovese seguía ahí tirada tratando de levantarse. Nadie aviso, y 10 minutos después de que se fugara, el atacante volvió. La siguió atacando cerca de 30 minutos más, física y sexualmente. Murió camino al hospital, después de que uno de los tantos testigos avisara tarde a la policía.

A mí me pareció curioso leer sobre esto, y rápido me puse a hacer paralelismos, un tanto menos lejanos, con las situaciones que nos pasan a nosotros.

Vivimos en ciudad (y metrópolis!), compartiendo el lugar físico con miles y/o millones de personas; nos cruzamos, por ahí algunas miradas/miraditas (con mucha suerte sonrisas), y seguimos. Seguimos con el objetivo de cumplir NUESTROS objetivos o planes; corriendo para aca, corriendo para allá, corriendo para llegar; corriendo para alcanzar al tiempo. Me encanta ir a pueblos y ver que todos se saludan, que por ahí te cansas de saludar (cansancio lindo) a todos!… mientras tanto en las ciudades somos una persona más, y se termina como desgastando la sensibilidad (por ponerle un nombre).

Me da miedo el hecho de pensar que esto se convierta en un problema (y seguro que soy parte de uno de esos testigos como en el caso Genovese). Me da miedo que exista una juventud -me refiero a la juventud porque generalmente es la que tiene la “fuerza” para producir los cambios y revoluciones- que tiene este problema. Y como dijo alguna vez Abraham Yehoshua Heschel:

“el problema de nuestra juventud no es la juventud”, sino el conjunto de valores y la insensibilidad, la apatía con lo que nos rodea.

No pretendo que la “sensibilidad” como actitud se enseñe, pero es curioso pensar y ver que solo pueda ser aprendido desde la familia como institución (ya sea formal=familia natural, o informal=amigos como familia, familia adoptiva, iglesia como familia, etc).

No pretendo que se “enseñe” la instrumentalización de los valores (la práctica), pero si lo último; los valores (por lo menos la teoría). Y tampoco pretendo que se enseñe desde instituciones como Universidades, colegios, etc (por poner un ejemplo); me encantaría poder ver reales maestros. Y hago ilusión al término informal de “maestro”; esas personas que sin necesidad del título de “maestro” lo son, esos padres que dirigen.

Qué bueno sería formar parte de una generación en un futuro próximo que pueda ser buen padre, buena madre, o buen maestro de personas, para transmitirle lo que aprendimos, y para darles algo distinto y positivo, y que le teman a la apatía!

Hoy, un mundo con mucha teoría, con mucha sabiduría, pero con falta de reacción para con los otros. Y me refiero a la reacción que puede cambiar mundos, simple.


Cuantas personas gritan por ayuda?

Cuantas gritan por necesidades?

Cuantos auriculares tenemos puestos para no escuchar esto cuando caminamos por ahi?

Se podrá enseñar sobre sensibilidad, o por lo menos sobre la insensibilidad y apatía?

Espero que sí. 😀

by p

(reflexión media desprolija/desordenada)

Vanidades

 

By P:

Hay muchas preocupaciones. Muchas cargas. Mucho trabajo. Demasiado peso. Es tiempo de pensar lo que estamos llevando y lo que estamos cargando. ¿Para donde? ¿Son cosas necesarias? ¿O nos preocupamos por vanidades?

Salomón, que fue considerado el hombre más sabio en épocas de mi tatara tatara … re tatara abuelo dijo “Al fin miré yo todas las obras que habían hecho mis manos, y el trabajo que tomé para hacerlas; y he aquí, todo vanidad y aflicción de espíritu, y sin provecho debajo del sol” (ecl 2.11).

Uno puede hacer muchas cosas de las cuales gloriarse o frustrarse, pero a largo plazo entendemos que aquello que no es definitivo y perpetuo de nada sirve. Los placeres momentáneos, momentáneos son. Los logros disfrutados, disfrutados son, y las metas alcanzadas, alcanzadas fueron en el pasado. Tal vez suene raro (y quizás hasta yo ni me la crea) pero ¿de qué sirve los gozos y alegrías que se disfrutan por segundos, minutos, días o meses – o incluso años- si después de todo ese periodo uno vuelve a la normalidad?

Muy volado hoy

 

 

Argentino-político I

By P:

El Argentino no está activo… esta re pila…

Son las 5 de la mattina. Gracias a la compañia de una amiga, nos quedamos como quien se queda a ver la final de un mundial (jugado en Korea o Australia por el huso horario), la decisión en la Cámara Alta rechazando la ley original 125.

Larguisima jornada; más de 18 horas de discusiones (incluida las 5 horas de msn paralelo), para llegar a una definición por muerte súbita (usando términos del futbol -español-).

Se puede estar con el campo, o con el Gobierno, pero no se puede negar lo que pasó: la democracia en su máxima expresión. Histórico; una visagra para lo que viene. Mágicuu.

Me encantaría poder entenderme como argentino. Somos un tanto raros; sumado a nuestra reputación de altaneros, y a nuestro autoproclamado “alto valor” en todo lo que hacemos (un chiste dice que el mejor negocio es comprar a un argentino por lo que vale y venderlo por lo que dice valer), somos animales políticos. No podemos tener períodos de estabilidad que garanticen planificación a mediano o largo plazo. Somos masoquistas sociales y políticos que por el dinamismo, exageramos y nos vamos pa’l otro lado.

Una encuesta de la UADE (Universidad Argentina de la Empresa) dice que el 80% de los argentinos está orgulloso de SER argentino, y que un 70% volvería ser Argentino. Estoy en los 2!!!

+ info acá http://www.universia.com.ar/portada/actualidad/noticia_actualidad.jsp?noticia=11848

Bue, la cuestión que estando en la oficina, en la facultad o en McDonalds se habla de actualidad, sin importar género, clase social o religión. Se habla de actualidad, somos todos constitucionalistas, politólogos, economistas -DTs-, etc etc.

Me voy a dormir buenas mañanas

PD: Cobos Love U